CASASOL, hilos que cuentan una historia

Nuestra historia

CASASOL es una marca del grupo Filicor, S.L. especializada en la fabricación y comercialización de hilos, cordeles y cuerdas. Nuestra pequeña historia empieza en 1803 fabricando de forma totalmente artesanal y con productos naturales cuerdas y cordeles para el sector agrícola y ganadero. También empezamos a fabricar hilos de cáñamo y yute para alpargatas.

Aquella empresa familiar poco a poco fue consolidándose sin perder sus raíces y tradición y, con el tiempo, empezamos a diversificar nuestros productos abriendo nuevas líneas de negocio. Así, a partir de 1940 empezamos a dar respuesta a las necesidades de la floreciente industria de la carne y el embutido que se desarrolla en la zona de Olot.

A partir de 1992 nos establecemos en Mieres, un pequeño pueblo de 300 habitantes en la Zona Volcánica de la Garrotxa. Desde aquí, rodeados de naturaleza y paisaje, fabricamos y distribuimos nuestros productos a clientes en 25 países de todo el mundo.

La empresa en la actualidad

Desde su constitución, la empresa ha evolucionado adaptándose a las nuevas demandas y necesidades del mercado. Gracias a nuestra flexibilidad, servicio y capacidad de adaptación así como la fiabilidad, el rendimiento y la calidad de nuestros productos hacen que tengamos una gran implantación en el mercado, siendo la empresa líder en el sector con una cartera de más de 1.500 clientes.

Casa Sol tiene una fuerte proyección internacional mediante la exportación de nuestros productos a 20 países de todo el mundo (Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Francia, Italia, México, Paraguay, Polonia, Portugal, Perú, Rumania, Uruguay y Venezuela).

Foto archivo: trabajadores de CASASOL, año 1920.
Menú